La importancia de leer desde bebes

  • La Fundación Oír es Clave promueve la introducción del hábito de lectura desde edades tempranas  ya que favorece el desarrollo cognitivo de los niños

 

  • Expertos de su centro de atención temprana proponen consejos para facilitar la lectura con los más pequeños

Madrid, 19 de abril de 2017.-La Fundación Oír es Clave (www.fundacionoiresclave.org)con motivo del Día del Libro, que se celebra el domingo 23 de abril, quieren concienciar a los padres de la importancia de introducir hábitos de lectura desde edades muy tempranas, ya que se ha comprobado que influye notablemente en los resultados académicos futuros de los pequeños.

Las personas con discapacidad auditiva presentan mayores dificultades lectoras. En el caso de los niños, suelen tener niveles inferiores de comprensión lectora que los normo oyentes de su misma edad.

En el centro de atención temprana que la Fundación Oír es Clave tiene en Madrid, su equipo de profesionales trabaja mano a mano con padres de niños de 0 a 6 años con problemas de audiciónpara que aprendan a escuchar y a hablar. Dentro de la terapia apoyan a los padres para que sepan crear estos momentos de lectura en familia y de esta forma extender lo aprendido al hogar. 

Los expertos de la Fundación Oír es Clave recuerdan que nunca es demasiado pronto para comenzar a leer a un bebe, para ello proponen una serie de consejos para fomentar la lectura en niños de edad temprana como:

·         Leer todos los días al menos un cuento.

·         Colocarse de forma que tanto el bebé o el niño pequeño como la madre puedan ver el cuento, tocarlo y mirarse si lo desean.

·         Ponerse siempre al lado del oído con mejor audición.

·         Escoger cuentos adecuados a la edad del niño. Para los más pequeños, las imágenes deben ofrecer gran contraste y de pasta dura.

·         Leer es divertido, jueguen con su voz dando vida a los personajes y a las situaciones.

·         Dejar los cuentos al alcance del niño.

·         Adecuar el tiempo a la edad del niño; cuanto más pequeños, más breve será el tiempo de lectura.

Un reciente estudio de la Universidad de Harvard  indica que leer cuentos a los niños desde edades muy tempranas afecta positivamente a su desarrollo personal y cognitivo. Entre otros efectos positivos, han constatado que a lectura compartida: fomenta la imaginación; estimula la inteligencia, el lenguaje, la concentración; fortalece el vínculo padre-hijo; favorece el desarrollo del lenguaje; ayuda a identificar sentimientos y fomenta la actitud de escucha y la memoria.  

Colabora

Centro de atención temprana especializado en sordera e hipoacusia

Colabora

 

Oír Es Clave