400 afectados por el atentado del 11-M han desarrollado problemas auditivos

• La Fundación Oír es Clave ofrece estudios audiológicos a la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo

Madrid, 14 de diciembre de 2015. Las secuelas de los atentados terroristas pueden aparecer en el momento o transcurrido un tiempo. Es el caso de las lesiones auditivas. En los ataques del 11 de marzo de 2004, las explosiones y los efectos de la onda expansiva provocaron numerosas secuelas auditivas en las víctimas que han derivado en algunos casos en sordera total y en otros en sordera parcial. Según datos de la asociación 11-M Afectados del Terrorismo, la cifra de personas con problemas de audición entre sus asociados supera las 400.

Trauma acústico es el nombre que se le da a las pérdidas auditivas ocasionadas por exposición a ruidos intensos. El nivel de intensidad y el tiempo exposición al ruido provocado por las explosiones son factores que subyacen al trauma acústico y que pueden ocasionar distintas lesiones, desde la perforación del tímpano a la pérdida de audición y acúfenos o zumbidos en los oídos.

La Fundación Oír es Claveha establecido un acuerdo de colaboración con la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, por medio del cual ofrecerá estudios audiológicos gratuitos a sus socios.  El objetivo del proyecto que une a ambas entidades no es otro que conseguir la máxima integración social para las personas con problemas auditivos. Una vez realizado el estudio audiológico, se entregará un informe del mismo, se orientará y asesorará sobre la comunicación y el cuidado de la audición.

Colabora

Centro de atención temprana especializado en sordera e hipoacusia

Colabora

 

Oír Es Clave