Mujeres y sordas, doblemente vulnerales ante la violencia de género

Madrid, 20 de noviembre de 2018.Este 25 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género. Esta lacra afecta sobremanera a las mujeres con discapacidad. El 31% de este colectivo afirma haber sufrido (o estar haciéndolo) algún tipo de violencia física, psicológica o sexual por parte de su pareja o expareja. La cifra representa más del doble que las mujeres sin discapacidad (12,5%). Los datos fueron publicados el año pasado. AG Bell International/Oír es Clave quiere llamar la atención sobre la vulnerabilidad de las mujeres con sordera víctimas de violencia de género

El protocolo de actuación con las mujeres con sordera víctimas de violencia de género comienza con el servicio que dispensa el 016, accesible gracias a una plataforma llamada SVisual. La herramienta web de videochat incorpora un acceso directo para la atención de las llamadas dirigidas al 016. Aquí se informa, en lengua de signos, sobre los pasos a dar en caso de maltrato y se aclaran recursos y derechos en materia de empleo, servicios sociales, ayudas económicas, asistencia y acogida. ¿Pero qué sucede con aquellas personas con sordera que hablan, desconocen la lengua de signos y pueden tener dificultad para comunicarse por teléfono? AG Bell International/Oír es Clave reclama que el sistema se amplíe a video-llamadas, live-chats, sms o fax y así dar cabida a todos los casos.

Los esfuerzos de las organizaciones chocan con la realidad de nuestra sociedad. Carmen Abascal, directora de AG Bell International/Oír es Clave, reconoce la dificultad para hacer frente a la violencia de género: “Decimos que los sordos en España forman una comunidad invisible, pero en el caso de las mujeres esa invisibilidad es doble. No vivimos en una sociedad totalmente accesible y las mujeres están más expuestas a la discriminación”.

“Lo que exigimos desde las distintas asociaciones -explica Abascal- es la igualdad de los servicios sociales, sanitarios y jurídicos en materia de violencia de género, que por ley existan protocolos que habiliten a profesionales especializados para que atiendan a las mujeres con sordera en todas las instituciones y en todos los momentos del proceso”.

Colabora

Centro de atención temprana especializado en sordera e hipoacusia

Colabora

 

Oír Es Clave