Adaptación de audífonos

Una vez diagnosticada la pérdida auditiva y recibida la indicación de utilizar audífonos es necesario adaptarlos cuanto antes para que el niño tenga acceso al lenguaje hablado de forma precoz.

Los audífonos pediátricos deben ser robustos para resistir sin averías el uso en bebés y niños pequeños. Además, deben ser potentes para que en caso de deterioro de la audición por pérdida auditiva degenerativa se pueda aumentar el volumen sin tener que comprar audífonos nuevos.

En la Fundación Oír es Clave tomamos impresiones para realizar los moldes y ayudamos a las familias a encontrar el mejor audífono pediátrico para la pérdida auditiva de su hijo entre las diferentes marcas. Para la programación correcta de los audífonos seguimos un exhaustivo protocolo de verificación con medidas en oído real que asegura que el bebé está escuchando en las mejores condiciones posibles.

Colabora

Centro de atención temprana especializado en sordera e hipoacusia

Colabora

 

Oír Es Clave